17.06.07

Graf y Walter, dos hombres de leyenda

Publicado bajo Deporte, Historia, Homenajes a las 11:13 por Patrick Tamellini

Hermann Graf, Fritz Walter y los "Rote Jaeger"

En algún lugar de este blog quedé en contaros la historia de Fritz Walter y el Milagro de Berna.

Aprovecho que hoy, 17 de Junio, se cumple el 5º aniversario de la muerte del incomparable líder de la selección alemana campeona del Mundo en el 54. Me preguntareis que tiene de especial un jugador de fútbol por muy campeón del mundo que sea.

La historia de Fritz Walter se remonta a los albores de la 2ª Guerra Mundial cuando es seleccionado por Sepp Herberger en el ’40 y en su debut le mete 3 goles a la selección rumana. Inevitablemente, y con la poca sensibilidad debida a los rigores de la guerra, en el ’42 es reclutado y mandado al Frente del Este. Su destino, al igual que el de otros deportistas de élite (ya os contaré la historia del oro olímpico Gotthard Handrick en otro momento) está sellado.

En el mismo tiempo pero en otro lugar, Hermann Graf se coloca al cuello su Cruz de Caballero con Hojas de Roble y Espadas, obtenida por su 106º derribo de un avión enemigo, y con paso firme se dirige a su Messerchmitt Bf109, para dar soporte al avance de las tropas alemanas sobre Stalingrado. Mientras vuela sobre terreno amigo…

… añora los tiempos de la preguerra, su talento como portero de fútbol y su firme amistad con Sepp Herberger, pero ahora no hay tiempo para sensiblerías. ¡Es la guerra!. Graf sumará en poco menos de tres meses suficientes derribos como para ser el primer hombre en pasar de los 200. Llega la fama, la propaganda, el alterne con los gerifaltes nazis y por supuesto la orden de no volar mas. Le asignan un puesto tranquilo como comandante de la JG50, una unidad concebida para la intercepción a alta cota de los veloces Mosquitos británicos.

Por fin, Graf puede dar rienda suelta a sus sueños y haciendo uso de sus bien ganadas influencias, habla con Herberger y rescata del frente a los mejores futbolistas que aún sobreviven argumentando que son los técnicos y expertos que necesita para su unidad. Crea los Rote Jaeger (Cazadores Rojos) ya que rojas son las camisetas que le regala un empresario. Graf actuará de portero, Walter liderará en el campo y Herberger en la banda. El equipo llena estadios y arrasa a cualquier rival que se les ponga delante.

Naturalmente una situación como esta, a la larga, no es sostenible. Con la guerra próxima a su fin, Graf volverá al frente y acabará en cautiverio Ruso, pero simpre mantedrá a sus "técnicos" bajo su ala y sobrevivirán a la contienda.

Una vez terminada la guerra y restaurado el orden, Fritz Walter defendería los colores del 1. F.C. Kaiserslautern y los de la selección de la recién creada República Federal Alemana. Con el tiempo llegaría el Mundial de Suiza ’54. Los claros favoritos son el dream team húngaro de Ferenc Puskas.

Los alemanes contra pronóstico se presentan en la final, pero los húngaros tienen todas las de ganar. Su depurada técnica, su exquisito toque de balón así como una larga racha de partidos invictos así lo corroboran. En el minuto 8 lideran la final 2:0, pero los germanos remontan apoyados en su fuerza, el coraje de Walter y la pertinaz lluvia que convierte el campo en un barrizal. En el minuto 86 colocan el 2:3 definitivo en el casillero. Aún daría tiempo para que a Puskas se le anulara un gol en el descuento por un muy dudoso fuera de juego.

Se ha producido el Milagro de Berna que dejaría atrás nueve durísimos años de posguerra y daría paso al Milagro Industrial y convertirían a Alemania, una vez mas, en una potencia económica mundial.

Trivia:

La JG50 derribó un único Mosquito. Naturalmente a cargo del propio Graf.

Los nazis se mosquearon mucho con las camisetas rojas y eso de cazadores rojos, que no cazadores de rojos.

Graf fué muy discutido y condenado al ostracismo en la posguerra por sus propios camaradas porque estuvo en un gulag ruso "sólo" 4 años cuando el resto de la élite de la Luftwaffe ("Assi" Hahn, Hartmann…) estuvieron 10. Se especuló que fué liberado antes por renegar de su patria y su logros.

En Alemania, cuando llueve fuerte y se embarra todo lo llaman "tiempo Walter" o "el tiempo de Fritz".

España jugó el Mundial ’06 en el Fritz Walter Stadion de Kaiserslautern.

Fritz Walter escribió "11 Rote Jaeger – Nationalspieler im Krieg" un magnífico y detallado relato acerca de sus vivencias en la guerra. Publicado en 1959.

Hermann Graf murió en 1988 del Parkinson que sufría desde los años 60.

Dejar un comentario