09.10.06

Grazie, Michael

Publicado bajo Homenajes a las 12:29 por Patrick Tamellini

Querido Michael:

Después de 15 años de alegrías y frustaciones me dejas solo.

Aún parece que fué ayer cuando vi el documental "Las 23 horas de Lemans" donde se contaba la historia de como los dos imbatibles Mercedes oficiales de Sport Prototipos rompían a una hora del final. Tú, junto a Karl y Heinz Harald, llegasteis terceros con el coche del Sauber-Mercedes Junior Team. No es que fueras extrañamente rápido pero si muy constante y podías apretar cuando fuera necesario. Me agradaba ese estilo. El estilo de los grandes, de los muy grandes. Nunca rápidos pero siempre lo suficientemente rápidos para ganar.

Fuimos a la meca del automovilismo, la F1, con Jordan, tuvimos un lío del copón con el contrato y fichamos por Benetton. Jugamos con desventaja, ellos con 10 cilindros, nosotros con 8. Pero no importaba. Estabamos ahí. Como nos comíamos las uñas en Australia esperando ver si Hill volvía a la pista después del encontronazo. Por fin, campeones!!! y repetimos para que no cupieran dudas.

Luego llegó el cielo y el infierno, todo en uno de la mano de la escudería del cavallino rampante, el de Baracca, pero eso es otra historia: Ferrari. No uno ni dos como el Atleti, sino 5, cinco años en el infierno: motores rotos en la vuelta de calentamiento, palieres que se caen, la pierna rota…

Niki Lauda dice, desde el fondo de la duda y la cima de su sabiduría, "Incluso Michael es tan solo un hombre".

La larga sombra de la derrota planea sobre nosotros. Aún así, casi, casi llevamos a la scudería a su vieja gloria. Ya nadie se acuerda de eso. Los envidiosos, o los ignorantes, solo se acuerdan de lo fácil que fué ganar cinco campeonatos seguidos. ¿Fácil? Que sabrán ellos de lo fácil que es eso si nunca lo han hecho. Solo tú lo has hecho y solo tú sabes lo que es.

Estamos cansados. Muy cansados. ¿Desmotivados? Jamás! Nos machacan los neumáticos y el coche que es simplemente lento. Pero no despotricamos contra ellos porque somos campeones, y ante todo y ante todos, señores!

Ese guaje es realmente bueno. Sólo falla una vez y aprende de ello. La verdad es que la cagamos.

Este año hemos cargado las pilas y vamos a por ellos. Empezamos mal, la presión es grande, confundimos el box de Toyota con el de Ferrari… Remontamos un montón de puntos de desventaja a pesar del estúpido sistema de puntuación que beneficia a los conservadores. ¿Desde cuando la diferencia entre 1º y 2º es la misma que entre ser 2º y 3º? Al final, después de haber hecho lo mas dificil, nuestro potente y a la vez hiper fiable motor nos deja tirados en el peor momento. No ha podido ser.

Ya sé que queda una carrera mas. Que aún no está todo perdido. Desde luego que no. Lo que es seguro es que todo está ganado. Los últimos 15 años están en nuestros corazones y ya no se pueden perder.

¿Y ahora qué?. ¿Que vamos a hacer? Te vas y no me apetece seguir en la F1. Lo mismo me pasó cuando el professeur Prost se retiro, pero aparecistes tú… Está el guaje, pero no me gustan las tonterías, no me gusta que se tache con el dedo a los grandes, no me gustan los patitos, ni los conejitos, ni las grullas…

Dejar un comentario