October 16, 2018

Publicado bajo Opinión a las 15:22 por Patrick Tamellini

El futuro, hoy.
(NO SOY YO, así que nada de cashondeos)

Hoy es 6 de Enero, día de los Reyes Magos.

Acabo de volver de la calle y no he visto a ni un solo niño o niña en bicicleta, monopatín, con una pelota de fútbol o patines arrasando las calles. Situación totalmente anómala en este día tan señalado.

¡Creo que los han secuestrado!.

Deberíamos poner una denuncia ante la policía. Mi principal sospechoso es el Sr. Nintendo. Seguro que es él el que los tiene retenidos en sus casas y los están torturando con gráficos alucinógenos, temas musicales monótonos en bucle, tareas repetitivas sin fin, fricciones continuadas en sus pulgares, sesiones eternas de WII Tenis y Guitar Hero y Dios sabe que mas.

Por cierto, los Reyes están a la par de Santa Claus, también han pasado olímpicamento de traerme mi Stumpjumper FSR Elite. Será posible. Vagos, mas que vagos. ¡Trabajais un día al año y encima mal! Al final voy a tener que tirar de ahorros.

ACTUALIZACIÓN:

¿Eh? ¿Que los Reyes no…? ¿De verdad que no…? ¡Cagüen…!

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 173 user reviews.

1 Comentario »

  1. Juanma Said:

    January 7, 2009 at 23:01

    Hola Patrick,

    Cuando me desperté el día de Reyes, lo primero que extrañé era el “jaleo” normal de los críos con sus juguetes nuevos en la calle, pero nada; más que día de Reyes parecía día 1 de Enero, día de resaca.
    Y reflexionando sobre el tema, llegue a la conclusión de con al paso de los años, es como si cada año alguien estuviese bajando progresivamente el volumen del “jaleo” de los críos, cada año, al despertar el día de los Reyes Magos oigo menos “jaleo”…, y me sabe mal, porque se están perdiendo la diversión “de la de verdad”, no de la digital, de la de menitirijillas, que tiempo tendrán.

    Y si por si te sirve de consuelo, a mi tampoco me han traído ninguna bici nueva :) , debe ser la jodía crisis, perdón, perdón, quise decir la desaceleración de la construcción :)

    Hasta luegorrrrrr

Dejar un comentario